17 enero, 2016

El diseño de etiquetas genera más beneficios

Diseño de Etiquetas

En un mercado tan amplio como el actual, con tantos cientos de miles de productos similares, las etiquetas forman parte de los aspectos más importantes que un producto, y en este caso un vino, tiene para su identificación y diferenciación en una estantería, un catálogo o una página web. Y junto con la botella, la etiqueta es una de las primeras informaciones que recibe el tarjet, es decir, el consumidor potencial con relación al vino, constituyendo así, una inversión que facilita el posicionamiento de los vinos de una bodega mejorando su recuerdo y ayuda a dotarlos de una imagen exclusiva en el mercado. La botella junto a su etiqueta, son la carta de presentación.
Los últimos estudios de marketing son concluyentes. Las etiquetas constituyen uno de los aspectos más valiosos en el proceso de elección de un vino. Y es que le damos tanta importancia porque tanto el diseño de la botella como las etiquetas nos dan una valiosa información sobre el vino y su calidad. Los consumidores realizan una asociación entre etiqueta y producto, entre apariencia y calidad, y si se sienten identificados compran el producto. Por eso, la importancia de las etiquetas reside en su capacidad empatizar con las emociones del consumidor.
En el año 2007 Claire Boudreaux y Stephen Palmer publicaron un estudio que demostró que la personalidad percibida de la marca, y lo más importante para el empresario, la intención de compra del consumidor, dependían enormemente del tipo de imágenes que se utilizaron en las etiquetas. El experimento consistió en realizar 90 diseños diferentes de etiquetas para que un grupo de consumidores valorasen su personalidad e intención de compra.
Para entenderlo mejor podemos remontarnos al estudio que desarrollaron Emmanuelle Rouzet y Gérad Seguin en 2004, donde dividieron el diseño de etiquetas, según las imágenes incluídas en los diseños, en 3 grandes corrientes:
1. Las etiquetas que apelan a la tradición. Esta corriente se caracteriza por apelar a un posicionamiento jerárquico basándose en las antiguas jerarquías de títulos y símbolos nobiliarios de las familías. Se hace uso de imágenes como escudos, blasones, palacios, castillos y nombres de títulos nobiliarios como Marqués, Conde, San, Don, Abadía, etc.
2.Las etiquetas que apelan a la exclusividad artesanal. En esta corriente se refuerza la laboral de la naturaleza en donde los elementos de identidad están vinculados al valor de la tradición, el cultivo y la elaboración artesanal por encima del resto. Utilización de elementos relacionados con la naturaleza con imágenes de viñedos, tierras, uvas, con colores cálidos y tipografías manuales.
3. Las etiquetas que apelan a la notoriedad. En esta última corriente, más en la vanguardia del diseño de etiquetas para vinos,  se da una gran importancia a la imagen, el diseño y la comunicación. Elementos diversos como colores planos, colores integrados, tipografías con serifa o de palo seco, motivos geométricos, ilustraciones, fotografía, todos ellos detrás de un profundo trabajo de diseño y comunicación.